16 nov. 2014

EL LARGO VIAJE DE VUELTA / THE LONG WAY BACK



Desde este billete de avión hasta hoy han pasado casi tres años. Tiempo en el que he pasado muy buenos ratos y otros que no lo fueron tanto, pero el conjunto ha significado una tremenda experiencia y una revitalización personal total. Ahora toca comenzar a volver, pero despacio, paso a paso, recorriendo cada país que se interpone entre las lejanas Islas Canarias y este continente majestuoso que se llama Australia. Una aventura para la que no tengo plazo de finalización y a la que me lanzo sin prisa, con el ánimo de quien emprende un camino largo y sinuoso, y quiere memorizar cada curva del camino.

Between this flight ticket and today, have passed almost three years. Time in which I have had very good moments and others not so good, but the set has meant such a big experience and a huge personal revitalization. Now, it is time to start to go back, but slow, step by step, crosssing every country standing between the faraway Canary Islands and this majestic continent called Australia. This is an adventure without date to finish, where I throw myself without rush, in the spirit of who start a long and sinuous way, and want to memorize every turn of the road.




Mientras escribo se me viene a la memoria un poema de Cavafy que leí en el Instituto:


While I am writing, it comes to my memory a poem of Constantine Cavafy that I red at Highschool:



Itaca

Cuando emprendas tu viaje a Itaca
pide que el camino sea largo,
lleno de aventuras, lleno de experiencias.
No temas a los Lestrigones ni a los Cíclopes,
ni al colérico Poseidón,
seres tales jamás hallarás en tu camino,
si tu pensar es elevado, si selecta
es la emoción que toca tu espíritu y tu cuerpo.
Ni a los Lestrigones ni a los Cíclopes
ni al salvaje Poseidón encontrarás,
si no lo llevas dentro de tu alma,
si no los yergue tu alma ante tí.

Pide que el camino sea largo.
Que sean muchas las mañanas de verano
en que llegues -¡con qué placer y alegría!-
a puertos antes nunca vistos.
Detente en los emporios de Fenicia
y hazte con hermosas mercancías,
nácar y coral, ámbar y ébano
y toda suerte de perfumes voluptuosos,
cuantos más abundantes perfumes voluptuosos puedas.
Ve a muchas ciudades egipcias
a aprender de sus sabios.

Ten siempre a Itaca en tu pensamiento.
Tu llegada allí es tu destino.
Mas no apresures nunca el viaje.
mejor que dure muchos años
y atracar, viejo ya, en la isla,
enriquecido de cuanto ganaste en el camino
sin aguardar a que Itaca te enriquezca.

Itaca te brindó tan hermoso viaje.
Sin ella no habrías emprendido el camino.
Pero no tiene ya nada que darte.

Aunque la halles pobre, Itaca no te ha engañado.
Así, sabio como te has vuelto, con tanta experiencia,
entenderás ya qué significan las Itacas.

Versión de Pedro Bádenas de la Peña





Y así, con las Itacas en mente, comienzo a calentar motores para esta aventura. Nos vemos en el camino.


And so, with the Itacas in my mind, I start to worm the engine for this adventure. See you on the road.

Fran Torrents