15 ago. 2011

Alcaraván

Comienzo con la cabeza de un ave fascinante, tanto por sus peculiares hábitos como por su aspecto, EL ALCARAVÁN. He podido observarlo en pleno cortejo, realizando maniobras de despiste en las cercanías de su nido, formando grupos en la fase de dispersión juvenil... y siempre, me ha parecido haber recibido un regalo. Desarrollan su vida en medio de la nada, en zonas donde pocas plantas son capaces de sobrevivir, expuesto a la maresía y al rigor del sol de los llanos pedregosos de las Canarias orientales y, generación tras generación, alegran con su canto los atardeceres de los desiertos canarios.

No hay comentarios: