17 abr. 2012

Sueño con serpientes

Esta semana está siendo fantástica en cuanto a la fauna observada. Venía un poco embajonado porque a la primera serpiente que había visto, una estupenda Black Whipsnake (Demansia atra) de casi un metro de largo, la había atropellado sin remedio. La vi cuando estaba delante del coche y aunque intenté esquivarla, el desenlace fue fatídico para el reptil. Tristemente ocurre muy a menudo, en la carretera he podido ver milanos, loros y algún wallaby muertos a causa del tráfico...

Pero, a partir de ese momento he podido observar vivas dos serpientes diferentes. La primera, una  Children´s Python. Esta pequeña e inofensiva pitón fue capturada en la puerta de la casa donde vivo, mientras constreñía entre sus anillos a una rata. Armin, en cuya casa estoy habitando, la metió en una caja hasta que yo volviera y pudiera verla y cuando lo hice, ya había ingerido a la rata, tal como se aprecia en la foto. Es fantástica la capacidad que tienen de desencajar las mandíbulas para engullir a presas de un tamaño enorme en proporción a su diámetro. Así, pueden observarse sus escamas distendidas, totalmente separadas y unidas por la piel que las alberga, de un color rosáceo.

Ahora le esperan unos días de lenta digestión hasta que consiga hacer desaparecer de su estómago a la desafortunada rata.

La pequeña Children´s Phyton (Antaresia childreni) conociendo a la Alondra ricotí de mi camisa.
Obsérvese el bulto que hace la rata en el interior de la serpiente.

La pequeña pitón tras ser liberada.

Al día siguiente las sorpresas continuaron. A la vuelta del trabajo, Armin saca un pequeño saquito y nos descubre una maravillosa Green Tree-snake (Dendrelaphis punctulata), una serpiente trepadora que, en el territorio del norte posee un color entre amarillo y dorado muy bonito en el cuerpo y la cabeza azulada. Su nombre no es erróneo, ya que en otros estados de Australia adquiere coloraciones totalmente diferentes, siendo la más común la verde, de ahí el nombre. También se la puede ver azul y gris oscuro.

La maleducada Green Tree-snake enseñando la lengua.

Esta serpiente se encontraba en un espacio abierto sobre la puerta de una tienda por lo que de haber sido descubierta por otra persona, posiblemente habría sido abatida; en general cuando la gente ve una serpiente piensa en lo peor y trata de eliminarla. Como se puede ver en estos casos las tres especies son inofensivas y una pieza importantísima en la regulación de las poblaciones de pequeños mamíferos, reptiles y anfibios.

También es cierto que en Australia habitan algunas de las especies más peligrosas del mundo, así que mejor andar con precaución, por si acaso, y dejar para la gente preparada el atraparlas para, como en este caso, soltarlas en el bush y que sigan viviendo en su mundo de sigilos, acechos y largas digestiones.

Saludos
F. Torrents

3 comentarios:

Lola dijo...

Es una gozada ver y leer como disfrutas Fran. Sigo tu aventura. Saludos

Susana dijo...

Fran, a medida que voy leyendo tus andanzas me recuerdas mas a Bill Bryson ¿conoces su libro "En las antípodas"?.
Me encanta eso de: en Australia habitan algunas de las especies más peligrosas del mundo.
Cuando se leen estas aventuras en un buen libro es genial, pero cuando quien las cuenta es un amigo se conviente en una vivencia espectacular.
Esperamos ansiosos el siguiente capítulo. Besos

F. Torrents dijo...

No lo conozco Susana, intentaré agenciármelo. Gracias a ambas :)